Pablo Zamora sobre Nobel: ‘En cuatro años queremos estar en La Chascona y en La Sebastiana’

Tal y como las odas de Pablo Neruda sobre las comidas que él cocinaba son mundialmente conocidas, así quiere ser Nobel, el proyecto gastronómico del exNotco Pablo Zamora y junto a su esposa, Paulina Montecinos.

En entrevista con Entreprenerd Zamora y Montecinos ahondaron sobre las proyecciones que tienen con este nuevo “emprendimiento” que tiene lugar en Isla Negra, en la propia Casa Museo del poeta nacional y premio Nobel de Literatura.

¿Cómo nació la idea? ¿Cuáles son los planes de expansión?

“Pese a la relevancia internacional, a todos los derechos de autor que hay dando vuelta, de hecho, el poeta más traducido a nivel mundial, pero por lejos, había un área sensorial que no estaba siendo cubierta, que estaba estrechamente relacionada con el personaje, que es su aspecto culinario”, explica Zamora a Entreprenerd.

Hay que recordar las famosas odas escritas por Neruda, a la cebolla, a la sandía y quizás la más conocida, la “oda al caldillo de congrio”. “Hay una forma de cómo él miraba la relación con el entorno, su relación con los pescadores, que también fue súper influyente aquí mismo en Isla Negra, cómo él se relacionaba con los comensales, cómo él invitaba a la gente. Y esa parte de ese universo, de esa dimensión de Neruda es la que quisimos rescatar en este proyecto llamado Nobel”, sostiene Zamora.

El restaurante, inicialmente parte en Isla Negra, pero tiene el objetivo moverse rápidamente a los siguientes, “de aquí a cuatro años, estar en La Chascona y en La Sebastiana”.

Instalados en Isla Negra, Zamora explica que, “ha sido un proceso muy lindo (…) y estamos muy contentos porque tenemos una relación estrecha con la Fundación Pablo Neruda que tiene los derechos de autor y también nos da acceso a que nosotros podamos hacer esto dentro de la propia Casa Museo”.

MEZCLANDO LOS MUNDOS DE LA GASTRONOMÍA Y LA TECNOLOGÍA

“Habitar el espacio de la relación entre la gastronomía, la cultura, trabajando con una forma y un modelo de cómo hacer innovación tecnológica al servicio de la hospitalidad. Que eso es básicamente lo que estamos tratando de hacer, metiendo tecnología de punta, bien de frontera, pero al servicio de las personas directamente a la mesa”, explica Zamora.

La pareja destaca la gran posibilidad que tuvo Neruda de conocer distintos sabores en los países donde le tocó ser embajador, tomando esas herramientas para hacer sus propias recetas. Esto es algo que quieren replicar en Nobel, de manera que los platos “reflejen un capítulo, una cápsula de la vida de él, desde su infancia (…) Entonces, ahí de verdad esto está con mucho respeto centrado en el personaje, pero también con una mirada fresca”, expresan los fundadores de Nobel.

“No son platos de 1937, no son preparaciones de 1952, son versiones de algo remasterizadas de cosas que fueron alimentando al personaje”, destacan.

Pero Nobel también busca la disrupción en el ámbito de la cocina. Así lo describe Zamora, “tenemos un equipo que es tan sencillo como que captura gases para poder tener hornos de conversión y tener temperaturas controladas de parrilla. Otras que tienen que ver con cómo se trata los alimentos que están ultra congelados, cocciones lentas y conservación natural”.

Pero en este proyecto, Zamora y su esposa no están solos. También tienen a Michael Borges, quien es el guía y jefe de operaciones de Nobel.

“Va a ser interesante también porque aparte nosotros con Mike somos socios en otra compañía que se llama Rebel Factory y Rebel Factory desarrolla ingredientes y procesos de ingeniería para alimento. Y esta cocina también va a servir como un centro experimental culinario para Rebel”, detalla el exNotco.

“Y hay cosas de Rebel que son bastante únicas. Hemos desarrollado ingredientes, productos terminados que han sido lanzados en diferentes países y esos mismos ingredientes también esperamos incluirlo en las cenas experimentales que van a ocurrir en la noche en el restaurante. Entonces el restaurante tiene dos matices”.

“Uno, va a ser una carta más conservadora, apegada a la tradición nerudiana que va a ser en el video donde está la gente, principalmente el flujo del museo y en la noche esperamos abrir ciertas noches con fines más bien lúdicos o experimentales, donde nuestros chefs, que son varios, van a estar creando y además vamos a estar midiendo tecnología e ingredientes que está desarrollando Rebel. Entonces va a ser de algún modo una, para nosotros, comunidad de negocios, un vaso comunicante al consumidor”, sostienen los emprendedores.

Revisa la entrevista completa.

Acá nuestro podcast

Total
0
Shares
Previous Post

Vortic: La startup chilena liderada por mujeres que busca acercar a las personas con la inteligencia geoespacial

Next Post

Tras empate entre Claro y Entel: Subtel define subasta para conceder nueva banda 5G

Related Posts
Total
0
Share