De desafiar a Transbank a ser una solución de open banking continental, la década de Khipu en el mundo Fintech

En la última década, el ecosistema Fintech en Latinoamérica ha experimentado un crecimiento sin precedentes. Particularmente esta historia tiene asidero en Chile, donde uno de los primeros actores de esta revolución nació:  Khipu.

Fundada por Roberto Opazo y Emilio Davis, Khipu celebra su décimo aniversario, marcando una resistencia y pivoteo importante en el mundo financiero tecnológico del país más al sur del mundo. 

El bullying financiero

Desde sus inicios, Khipu se destacó por su enfoque. “Partimos como una solución que automatizaba la generación de transferencias”, recuerda Opazo; en una iniciativa que nació de una necesidad personal, cuando Opazo, siendo delegado de curso en el colegio de sus hijos, buscaba una forma eficiente de recaudar cuotas. 

Con el tiempo, lo que comenzó como una solución para un problema cotidiano, se transformó rápidamente en una plataforma que desafió (y ciertamente molestó) a gigantes de la industria como Transbank.

Una vez fue invitado a una reunión con la empresa de adquirencia -que tuvo una época de monopolio- en la que Opazo se sintió amedrentado “Había 12 abogados y yo te diría eso fue ‘bullying’”, recuerda. 

Afortunadamente, esa muestra de fuerza no avanzó más allá, “no pasó nada de eso porque nuestra preparación legal había estado bien hecha y por lo tanto nunca tuvimos un problema legal”

El equipo de Khipu en Chile

El escepticismo de lo nuevo

La travesía de Khipu no estuvo exenta de desafíos. En sus primeros años, la empresa enfrentó escepticismo y resistencia por parte del sector bancario y potenciales clientes. “Había una percepción de que los bancos tenían el control total y que una Fintech como la nuestra no podría operar sin su permiso”, señala Opazo. 

Sin embargo, habían otros que les entregaban buenos comentarios e instaban a seguir. Con eso, Khipu no solo logró operar, sino que también impulsó un cambio en la mentalidad del sector, demostrando que la colaboración entre bancos y Fintechs podía ser mutuamente beneficiosa.

Uno de los hitos más significativos en la historia de Khipu fue la incorporación de Cinemark como su primer gran cliente. “Fue un momento crucial”, afirma Opazo. “Cinemark nos dio la oportunidad de demostrar que nuestra solución no solo era viable, sino también superior en muchos aspectos, especialmente en la adaptabilidad a dispositivos móviles.” 

La siguiente evolución: Open Finance

En los últimos años, Khipu abrazó el concepto de Open Finance, evolucionando de ser una plataforma de pagos a una solución integral que abarca datos, pagos y mucho más.

“Nuestra visión siempre ha sido la de abrir el mundo financiero para hacerlo más accesible y equitativo”

Roberto Opazo, Director Ejecutivo Khipu

Si bien tienen planes ambiciosos para Latam, tratan de tener los pies bien en la tierra. “En este momento, Khipu se encuentra en una etapa de consolidación y expansión. Estamos enfocados en fortalecer nuestra presencia en Chile y llevar nuestra solución a más países de América Latina”, sostiene su cofundador.

En este sentido, Opazo aclara que “Argentina nos eligió a nosotros. Nos pasó que llegaron un par de emprendedores de Argentina súper motivados con la idea de comercializar Khipu en Argentina y terminaron por decir ‘ya, uno se entusiasma’”, rememora. 

Ahí nació una pregunta que los acompaña cuando enfrentan la posibilidad de otros mercados “¿Este país requiere de este servicio? Y nosotros creemos que sí. Hay un espacio para nosotros. No es que creamos que vamos a ser el nuevo monopolio en ese país. Hay distintas combinaciones de precios-calidad, y nosotros ofrecemos una. Y a cierto tipo de comercios les resultamos muy convenientes.”, explica el ganador de un premio Avonni.

Algunos de los servicios que hoy ofrece la Fintech

¿Y el siguiente nivel?

Con el inicio de esta segunda década, Khipu tiene una serie de desafíos para mantenerse en un ecosistema de soluciones que no deja de crecer. Frente a la pregunta si la startup puede seguir creciendo otros 10 años, la respuesta de su cofundador es segura: sí

“Sin duda Kipu sí, pero ¿liderada por mí o por Emilio y por mí? Yo creo que no. Yo creo que en algún punto dentro de los próximos cinco años, Kipu debería pasar a una nueva etapa en su ciclo de vida y en esa nueva etapa aspirar a ser una empresa mucho más grande sin sus socios fundadores, sino adquiriendo un grado de madurez que la haga permanente en el tiempo.”

Roberto Opazo, cofundador de Khipu

Solo el tiempo lo dirá. 

Total
0
Shares
Previous Post

Chile no es sólo materias primas: exportaciones de servicios alcanzan nuevo récord en el primer trimestre

Next Post

Ñuble Impacta Mujeres reúne a emprendedoras y destaca su aporte al desarrollo productivo de la región

Related Posts

Pedro Sánchez, el contador de los emprendedores: “Si el Contador A te cobra $1.000 y el Contador B, $500; toma el de $1.000”.

La gente no lo reconoce en la calle (aún). Las personas pasan a su alrededor sin saber lo que él hace. Los que lo ubican, lo identifican por su pseudónimo: “Pedro Contador”. Su apodo manda… es el contador de los emprendedores. En esta entrevista exclusiva con EntrepreNerd, el especialista nos cuenta por qué trabaja con los nuevos negocios, las principales falencias en materia tributaria de las start-ups y cómo solucionarlo.
Leer más
Total
0
Share